No sé que podría hacer sin música, moriría. Recuerdo aquellas veces que estaba triste y me puse música triste y aunque fuese una tontería, me sentía identificaba y me reconfortaba. O cuando estaba feliz y escuché una cancion feliz y me sentía doblemente feliz y sabía, aunque fuera por unos pocos minutos, que el mundo estaba de mi parte. O aquellas en las que, simplemente me aburría y la música hacía que me divirtiese un poco y no muriese de tedio. O cuando llevaba 2 o 3 horas con los auriculares puestos y mi madre me reñía diciéndome que me iba a quedar complétamente sorda. O cuando leo mientras la escucho. O cuando la escucho y me pongo a bailar, hasta que cierta vecina me dice que mis contoneos se ven desde la calle. O cuando le doy a la tecla aleatoria y tengo que pasar varias canciones hasta que sale la que más me apetece escuchar. O cuando estabábamos en la fiesta de fin de curso y escuchamos la canción del verano y se nos movían las rodillas solas. O aquellas canciones que se quedan gravadas en ciertas ocasiones. O aquellas canciones que hacen que se me ponga la carne de gallina, o incluso que se me derramen unas lagrimillas. O cuando encuentro algún disco de grupos que valen la pena, pero no tengo ni un pavo. O aquellas canciones que me hacen tener ganas de mover el esqueleto hasta quedarme inválida. O aquella canción que no tengo ni idea de cómo se llama y me da rabia no tenerla, porque me encanta. O aquellas canciones que hacen que me recuerde cosas, buenas o malas, eso da igual,pero lo importarte es recordarlas. O aquellas canciones que me hacen sentir esperanza.

En fin, gracias a todos los grupos que alguna vez me hicieron sentir algo.

lunes, 4 de octubre de 2010 en 5:19

3 Comments to " "

me encanta! :)

Gracias(:
Me gusta tu blog.
La música es vida!

Cierto, que haría yo sin música, si me veo rara cuando voy por la calle sin los auriculares =)
Es cierto que la música te hace sentir de muchas maneras, en concreto conozco una canción que la he escuchado cuando estaba con mis amigas de fiesta, y me ha provocado risas, y la he escuchado sola y he llorado con ella. No seria nada sin música, ni yo ni nadie =)
Una buena entrada.

Publicar un comentario