Espero que sea una experiencia inolvidable...

Granadilla.

sábado, 21 de agosto de 2010 en 15:12 , 0 Comments


La vida sigue, cada minuto que pasa me hace más libre.
Las balas de calibre pequeño ya no hacen nada.Hay que cargar con munición pesada cada palabra.
Lo estamos viendo pasar constantemente, ya nadie tiene rostro en la ciudad y nada es suficiente.
Somos esclavos y reyes como hemos sido siempre, somos momentos en el tiempo y nos llamamos gente.
Somos hechos leves, combustible fosil.Somos contactos en la agenda de algún móvil.
Somos historias, derrotas y victorias, personajes con sus fílias y sus fóbias, en esta comedia.
Tu puedes sentir el drama, en la tensión de los que buscan y de los que huyen de la fama, de los que tienen miedo de no llegar a nada por que saben que aún así esta partida hay que terminarla y...
Aunque esten llenas de gente las calles parecen vacias, no distingo entre las noches y los días.Soy una sombra, no me vereis nunca.
El cuerpo muere, el alma escapa de la tumba y la juventud empieza a perderse, cuando miras a tu alrededor y tan sólo ves lo que puede verse.
(es cierto)
Es tan fácil perderse aquí.
Están tan cerca el infierno y el cielo en Madrid.

Es triste pero cierto.
Cuando despierto se acaban los sueños y es un desierto.
Soy un experto en seguir vivo.
La ciudad ofrece abrigo a este fantasma resentido y como el soldao desconocido que cae, como la fuerza de la gravedad que todo lo atrae yo caigo.
Extraigo lo bueno y lo malo de vivir acorralado y ese es mi legado.

¿Seguro que estas despierto?
Tu piensa en esto cuando te atormenten los recuerdos, que es mejor arrepentirse de cada cagada, que no hacer nada en to' la vida por miedo a cagarla.
Todo es relativo, ¿quién mueve lo hilos?
Dime quien no mataría por sus hijos.
Pagarás por tu ambición.
Todo ese dinero que amasaste no te va a salvar de la extinción.
La tecnología ha combertido en tonterías, como ir con el móvil sin batería en una agonía.
¿Que más da que familias lloren por comida?
(están mu lejos,¿no?)
Mejor jollas pa' tu querida.
¿De verdad quereis hacer exámen de conciencia?
Vais a suspender, se van a ver vuestras carencias.
El mundo se hunde por nuestra indiferencia y por esa tendencia hacia la violencia.
Es mejor abrir los ojos a que te los abran, algunas palabras llegan al alma y paran.
No somos nada, insignificantes gotas de lluvia en un lago, nos creemos agua.
Espero que haya algo cuando muera, saber si he ganao la carrera o me he quedao fuera.
Por desgracia esto es tó lo que nos queda, hazte a la idea, no somos más que tierra.

Es triste pero cierto.
Cuando despierto se acaban los sueños y es un desierto.
Soy un experto en seguir vivo.
La ciudad ofrece abrigo a este fantasma resentido y...
Como el soldao desconocido que cae,como la fuerza de la gravedad que todo lo atrae, yo caigo.
Extraigo lo bueno y lo malo de vivir acorralado en éste lado y ese es mi legado.



Duo Kie-Triste pero cierto.




http://www.youtube.com/watch?v=oleGF2nBoE4

en 15:12 , 0 Comments


Hola. Me llamo Brandon. Estoy muerto desde hace tres horas. Espero a que me encuentren. Perecí a las cuatro de la madrugada. Estaba en una discoteca remota. La música sonaba. Todas las canciones me parecían iguales. Dejé mi vaso medio lleno de Ballantines un instante en la barra y me quedé mirando el escote de una chica ligera de ropa que pasaba por delante de mí. Cogí el vaso y bebí un trago. Tenía un sabor extraño, pero seguí ingiriendo el líquido. De repente, comencé a marearme y me entraron arcadas. Fui corriendo al baño y vomité. Aún así, seguía teniendo náuseas. Abrí la puerta del aseo y rápidamente recorrí la sala llena de cuerpos meneándose y refregándose unos con oros al ritmo de la repetitiva música. Los flashes de colores y las luces estroboscópicas les daban un aspecto etéreo y efímero. Sin darme cuenta, ya estaba dentro de mi viejo y destartalado coche heredado de mi padre. Metí la llave en el contacto y la giré para poner el automóvil en marcha. Pisé el acelerador. Cuando llevaba diez minutos conduciendo, se me fueron cerrando los ojos poco a poco y...Aquí estoy, aún esperando. El techo del coche está contra el suelo de la cuneta. Mi cara está ensangrentada. Mi corazón está helado.

domingo, 15 de agosto de 2010 en 8:41 , 1 Comment


Pain, without love
Pain, I can't get enough
Pain, I like it rough
'Cause I'd rather feel pain than nothing at all

You're sick of feeling numb
You're not the only one
I'll take you by the hand
And I'll show you a world that you can understand
This life is filled with hurt
When happiness doesn't work
Trust me and take my hand
When the lights go out you will understand

Pain, without love
Pain, I can't get enough
Pain, I like it rough
'Cause I'd rather feel pain than nothing at all
Pain, without love
Pain, I can't get enough
Pain, I like it rough
'Cause I'd rather feel pain than nothing at all

Anger and agony
Are better than misery
Trust me I've got a plan
When the lights go off you will understand

Pain, without love
Pain, I can't get enough
Pain, I like it rough
'Cause I'd rather feel pain than nothing at all
Pain, without love
Pain, I can't get enough
Pain, I like it rough
'Cause I'd rather feel pain than nothing
Rather feel pain

I know (I know I know I know I know)
That you're wounded
You know (You know you know you know you know)
That I'm here to save you
You know (You know you know you know you know)
I'm always here for you
I know (I know I know I know I know)
That you'll thank me later

Pain, without love
Pain, can't get enough
Pain, I like it rough
'Cause I'd rather feel pain than nothing at all
Pain, without love
Pain, I can't get enough
Pain, I like it rough
'Cause I'd rather feel pain than nothing at all
Pain, without love
Pain, I can't get enough
Pain, I like it rough
'Cause I'd rather feel pain than nothing at all
Rather feel pain than nothing at all
Rather feel pain 


http://www.youtube.com/watch?v=aQTaj5Fcps4

viernes, 13 de agosto de 2010 en 3:45 , 1 Comment


Me aburría muchísimo en mi casa. Estaba acostada en el sofá viendo uno de los abundantes programas malos que echan a la hora de la siesta. De repente, me levanté y decidí irme, como muchas otras tardes, a dar una vuelta yo sola. Iba andando sin sentido alguno, sin saber donde iba, sin orden, sin pensar. Acabé en una callejuela en la que pasaban cosas extrañas.
Mi mejor amigo y yo lo comprobamos hacía ya un año, ¡cómo se pasa el tiempo! Íbamos paseando y miramos. Todo estaba lleno de niños jugando al fútbol y abuelos sentados en sillas hablando entre sí, hasta ahí todo normal, pero esa estampa parecía de la época de la posguerra, las casitas antiguas, la vestimenta de los chicos...
Al volver al presente me quedé mirando una de las casas, o mejor dicho, lo que quedaba de ella. Parecía que allí había caído una bomba. Aunque había una valla para que nadie pasase, yo hice caso omiso y la moví unos centímetros para poder pasar. Aparté unos cuantos matorrales que habían crecido allí a lo largo de los años y nadie se había molestado en quitar y entré dentro de la parte de la construcción que aún tenía techo. Dentro todo estaba como afuera, destruido. Todo estaba oscuro, lo que me entorpecía la visión y el paso, pero advertí que la casa era mucho más grande por dentro que por fuera. Miré a mis dos flancos y divisé a lo lejos unas escaleras de mármol que refulgían misteriosamente. Me arriesgué a andar los metros que me separaban de ellas, pero a mitad de camino me tropecé con algo que me hizo desplomarme en el suelo y que me sangraran un poco las rodillas, sin embargo, era mayor la curiosidad que el dolor y me levanté, no sin antes coger aquello que me había hecho caer. Tenía una forma extraña para ser un trozo de escombro o una roca, hasta que me di cuenta que no era ninguna de aquellas cosas, sino un zapato de tacón negro, bastante antiguo, lleno de moho y polvo. Lo sostuve entre mis manos hasta que subí la escalinata y abrí la puerta chirriante, demasiado exuberante y pomposa para estar donde estaba. Súbitamente se me calló al suelo el zapato, ya que me encontraba en una sala de baile victoriana preciosa, estaba abandonada, con la pintura de las paredes desconchada y desprovista de muebles, pero aún así se percibían los bailes, los vestidos ornamentados de época, los amores prohibidos en el guardarropa, las bebidas, la traición. Me dí cuenta de que la habitación no estaba vacía del todo, al final de la sala había un piano negro de cola. Recorrí la estancia hasta llegar a mi destino y toqué varias teclas aleatoriamente, ya que no tenía ni idea de tocar el piano, pero unas fuerzas invisibles me obligaron a sentarme en la pequeña butaca y mis dedos comenzaron a acariciar las teclas ordenadamente tocando Victor's piano solo. Flashback. La misma sala limpia, nueva, con su belleza original. Una chica con un vestido gótico victoriano. Bailando sola. Dando vueltas alrededor de la pista. Le falta un tacón negro. Está llorando por un amor que nunca llegará. O que ya se fue...

http://www.youtube.com/watch?v=cyaZ35cqdR0

Lilauzer.

lunes, 2 de agosto de 2010 en 4:16 , 5 Comments