NINONINONI. ¡Un mensaje! 1 minuto. Será o no será él. 2 minutos. Me va a dar un síncope. 3 minutos.  Me va a dar un infarto. 4 minutos. Voy a hiperventilar. 5 minutos. Lleva tanto tiempo gustándome. 6 minutos. Lo miro o no lo miro. 7 minutos. Sería una completa cagada que me dijese que no me quiere. 8 minutos. Me llevo muy bien con su hermana. 9 minutos. Me mira a los ojos cuando me habla. 10 minutos. Sonrió cuando le dije que estaba enamorada de él. 11 minutos. ¿Cómo me mirará si me dice que no? 12 minutos. ¿Y si, a partir de ahora, me odia?. 13 minutos. Sus amigos me mirarán con cara rara cuando me vean. 14 minutos. A lo mejor se está riendo de mí y de mi ingenuidad. 15 minutos. MIERDA. 16 minutos.

Pasados 48 minutos aún no he abierto el mensaje. 49 minutos. Debo hacerlo. 50 minutos. Seguro que me dice que siempre me ha querido y que se quiere casar conmigo y que quiere que tengamos 19 hijos y que viviremos juntos hasta viejos. 51 minutos. He abierto el móvil. 52 minutos. En la pantalla pone: Tiene un mensaje nuevo. 53 minutos. Aprieto la tecla de enter. 54 minutos. Publi Orange: si hace una recarga de más de 10 euros se incrementará su saldo en un 10%. ¡ Aproveche la oferta !

jueves, 28 de octubre de 2010 en 0:05 , 5 Comments

¿Qué significa la palabra "amistad"?


Antes que no tenía ni un amigo, no podía salir a la calle porque tenía que ir siempre sola, me daba vergüenza todo, no tenía ni una pizca de autoestima, era una chica muy introvertida y, como no me gustaba hacer lo que la gente hacía, era una pringada. 


Pasado un tiempo, la cosa cambió un poco, entré al instituto y comencé a conocer gente, a pesar de que era bastante tímida. En esos momentos pensé que las iba a tener para siempre, que nunca me iban a fallar, que al cabo del tiempo conocería a gente tan fantástica como mis amigas y que ya nunca tendría los miedos que antes.

Ahora han pasado tres años desde que entré al instituto y me doy cuenta de que es mejor estar sola que mal acompañada, he vuelto a ser como la chica insegura y deprimida de hace cuatro o cinco años. Parece que esas "extraordinarias amigas" no me llaman cuando van a salir, y cuando lo hacen, les echo algunas excusas porque no me apetece salir con ellas, porque cada vez que me voy con ellas no me entero de lo que hablan, la mayoría no tienen confianza conmigo, ni yo con ellas y por lo tanto me siento como una extraña. Y por mucho que mi madre me diga: "Te van a dejar de lado", no me importa lo más mínimo, no me gusta lo que hacen, quieren ir a los locales de moda, quieren beber, quieren ser populares, pero por mucho que les duela no lo van a conseguir. Por eso mismo, prefiero tener sólo un amigo y una amiga, que son los que no suelen fallar, prefiero llorar, prefiero quejarme, prefiero ser una pringada, que hacer lo que todo el mundo hace, prefiero frustrarme, prefiero salir a dar vueltas sola, prefiero ser la perdedora. Lo único que me fastidia de todo esto es que, aunque suene arrogante, creo que soy una tía que merece la pena conocer, pero desgraciadamente, no sé lo que pasa y nadie mueve un dedo por acercarse a mí. 
Un día, en una clase de inglés extra escolar, esta fue la conversación con mi profesora:

Profesora: -Are you happy? What would you do to be totally happy?
Lidia (Yo): -I'm not really happy. I'd be happy if I'd be more confident and if I'd have got more TRUE FRIENDS.

TRUE FRIEND: AMIGO FIEL.

Eso es lo que yo realmente necesito, amigos fieles, aquellos que no te decepcionan, que están ahí en los buenos y malos momentos, que no te fallan, que te llaman, que se preocupan por ti, que tienen confianza en ti y en los que tú confías, los que te quieren y los que nunca, aunque estés muy lejos, te olvidarán. Esto es lo que es para mí, lo que significa la palabra "amistad".





I'm so so so afraid of this situation...



Lilauzer








domingo, 17 de octubre de 2010 en 9:15 , 8 Comments


El resto de vuestras vidas es mucho tiempo y lo sepáis o no, está tomando forma ahora mismo. Podéis elegir entre culpar al destino de vuestras circunstancias, o a la mala suerte, o a las malas decisiones que no tienen marcha atrás. Las cosas no siempre serán fáciles en el mundo real. Es así, pero casi siempre, recibes lo que das. Dejadme que os haga una pregunta: ¿Qué es peor: no obtener lo que siempre quisisteis o conseguirlo y descubrir que no es suficiente? El resto de vuestra vida está tomando forma ahora mismo. Con los sueños que perseguís, las decisiones que tomáis y la clase de persona que decidáis ser. El resto de vuestras vidas es mucho tiempo y empieza ahora mismo.


One Tree Hill

jueves, 14 de octubre de 2010 en 23:54 , 3 Comments



No sé que podría hacer sin música, moriría. Recuerdo aquellas veces que estaba triste y me puse música triste y aunque fuese una tontería, me sentía identificaba y me reconfortaba. O cuando estaba feliz y escuché una cancion feliz y me sentía doblemente feliz y sabía, aunque fuera por unos pocos minutos, que el mundo estaba de mi parte. O aquellas en las que, simplemente me aburría y la música hacía que me divirtiese un poco y no muriese de tedio. O cuando llevaba 2 o 3 horas con los auriculares puestos y mi madre me reñía diciéndome que me iba a quedar complétamente sorda. O cuando leo mientras la escucho. O cuando la escucho y me pongo a bailar, hasta que cierta vecina me dice que mis contoneos se ven desde la calle. O cuando le doy a la tecla aleatoria y tengo que pasar varias canciones hasta que sale la que más me apetece escuchar. O cuando estabábamos en la fiesta de fin de curso y escuchamos la canción del verano y se nos movían las rodillas solas. O aquellas canciones que se quedan gravadas en ciertas ocasiones. O aquellas canciones que hacen que se me ponga la carne de gallina, o incluso que se me derramen unas lagrimillas. O cuando encuentro algún disco de grupos que valen la pena, pero no tengo ni un pavo. O aquellas canciones que me hacen tener ganas de mover el esqueleto hasta quedarme inválida. O aquella canción que no tengo ni idea de cómo se llama y me da rabia no tenerla, porque me encanta. O aquellas canciones que hacen que me recuerde cosas, buenas o malas, eso da igual,pero lo importarte es recordarlas. O aquellas canciones que me hacen sentir esperanza.

En fin, gracias a todos los grupos que alguna vez me hicieron sentir algo.

lunes, 4 de octubre de 2010 en 5:19 , 3 Comments