Una tan feliz y la otra tan...
Siempre he pensado que desaprovecho las oportunidades que me da la vida, y es verdad, pero cuando no puedo, no puedo.
No puedo querer a una persona con la que no puedo tener confianza, con la que no puedo hablar por miedo a que lo cuente, una persona tan entrometida, tan fisgona, tan falsa...
Esta podría haber sido mi mejor experiencia en años y me da envidia la gente que dice que volverá, la gente que dice que se llevaba tan bien con su correspondiente y prometen escribirse y llamarse y quererse.
Cada vez que pienso me doy cuenta de que yo no era tan diferente a ella y cada vez me odio más por parecerme.
Esto nunca se volverá a repetir, pero es cuestión de suerte...
Espero que lo que dicen sea verdad, que lo bueno se hace esperar...
Ya tendrá que ser bueno lo que me pase, porque he estado esperando demasiado tiempo.

miércoles, 12 de mayo de 2010 en 11:49

1 Comment to " "

La foto es buenísima la verdad... jajaja
Yo te entiendo, a mí me pasaba lo mismo..., lidia somos gafes las dos, definitivamente, yo creo que tenemos la mala suerte en común y por eso nos llevamos tan bien. Aunque no me digas que no te dio una alegría cuando te devolví la chapa, ¿A qué si que te alegraste de no haberla perdido? si esque yo soy una buena persona, que te devuelve las cosas =)
Yo no pienso que te pareces a Margaux porque como tú has dicho antes ella es entrometida, fisgona y falsa, y tú no eres nada de eso, te lo digo yo, porque eres una de mis mejores amigas y sé que no eres eso, que no te lo vas a creer, porque eres más cabezota que las piedras, pues eso también lo sé yo, pero ea. Lo bueno llegará, seguro, y si no llega, ponte a buscarlo ya.
Besos.
Silvia.

Publicar un comentario