No sé lo que tiene el amor. Posee un efecto narcótico que nos vuelve tontos y nos hace adictos a él. Hay gente que dice que es muy feliz enamorada, que siente mariposas en el estómago cuando su pareja le besa, o le abraza, o le mira a los ojos, o le dice te quiero. Pero, ¿quién se acuerda de los olvidados? Aquellos que nunca fueron correspondidos, aquellos que nunca fueron besados, ni fueron abrazados, a los que nunca miraron a los ojos, ni nadie les dijo te quiero. Viven a la sobra del amor de otros y anhelan reiteradamente que alguien les pida la llave para abrir su corazón, aunque en realidad, éste ya está abierto de par en par y disimuladamente entran los resquicios de la pasión de otra persona, el delirio que le arrebató el viento. Estos seres, los olvidados, sufren en silencio la soledad y esperan olvidar pronto a esa persona que nunca les pertenecerá...



Lilauzer.

domingo, 13 de junio de 2010 en 5:08

0 Comments to " "

Publicar un comentario