Otro año más de ilusión y desengaño, de diversión y tedio, de euforia y tristeza, de amor y odio, de sensatez y locura, de verdad y decepción, de tranquilidad e inquietud, de esperanza y desaliento.
A veces no me doy cuenta de que la vida pasa demasiado rápido como para desperdiciarla como lo hago...

Lilauzer.

domingo, 28 de marzo de 2010 en 7:34

1 Comment to " "

Li!
Ya he encargado el libro sabes??=)
Conéctate pronto por favor que tengo que hablar contigo.
En cuanto a tu entrada. Te animas tú o te animo yo?
Que pesimista eres hija...
Aunque la verdad es que en parte estoy de acuerdo contigo, el tiempo pasa demasiado rápido, siempre albergamos la esperanza de que todo pasará algún día, de que algún día encontraremos algo (o alguien) que nos haga felices. Pero el tiempo pasa demasiado rápido para estar esperando de brazos cruzados a que esto pase...
Un beso.

Publicar un comentario