Érase una vez una chica a la que le hicieron en el pelo una trenza de colores con un cascabel dorado. Mientras su amiga entrelazaba los hilos con su pelo, ella pensaba que iba a ser un buen día. Pero no lo fue. El amor se había esfumado. Ya no podía seguir. Estaban perdiendo el tiempo. Y le dejó. Lloró porque no quería hacerle daño. Y lloró. Y lloró. Y lloró por lo que un día fue y ya no es. Al cabo de unos días tirada en el sofá, volvió a hablar con él. Él seguía enamorado. Y ella lo sentía. Mientras desolada miraba la pantalla. Escuchaba una canción triste. Y le latía muy fuerte el corazón. De tristeza. De pena. De dolor. Pero escuchaba un tenue sonido de esperanza. Ese cascabel dorado de la trenza le decía: "Vendrán tiempos mejores".







http://www.youtube.com/watch?v=5zcuQm24Jn0

martes, 21 de junio de 2011 en 4:17

3 Comments to " "

¡Hola lidia! jajaja

hola! no no fuí al concierto :( tu?
me paso! xx

en serio?! debió ser una pasada, pf que morro!
xx

Publicar un comentario